cáncer colorrectal

¿Qué es el cáncer colorrectal?

El  cáncer de colon y de recto, se denomina cáncer colorrectal, debido a que anatómicamente compromete la parte final del intestino en continuidad hacia el ano; ambos tienen varias características comunes en sus síntomas y desarrollo. En la mayoría de los casos el cáncer colorrectal se inicia con el crecimiento anormal de un conjunto de células a partir de la mucosa que recubre internamente el colon y el recto, hasta formar lo que se denominan pólipos. Existen diferentes tipos de pólipos y la mayoría de ellos son benignos, otros con el tiempo pueden convertirse en cancerosos o malignos. Aunque los pólipos en su mayoría no generan síntomas, los médicos recomiendan realizar pruebas para su detección y extirpación tempranas, así se puede prevenir el cáncer.

¿Cuáles son algunos de los síntomas del cáncer colorrectal?

En las primeras etapas de la enfermedad pueden no manifestarse síntomas, y es cuando la detección temprana tiene mejores resultados con el tratamiento. Sin embargo estas son algunas señales para tener en cuenta y consultar a tu médico:
1
Diarrea o estreñimiento durante más de cuatro semanas.
2
Sangre en las heces o sangrado rectal.
3
Cambio en la forma de las heces, como acintadas.
4
Dolor abdominal constante. gases o calambres.
5
Sensación constante de hacer del cuerpo.
6
Debilidad o fatiga.
7
Pérdida de peso sin explicación aparente.

¿Cuáles son los factores de riesgo del cáncer colorrectal?

Los factores de riesgo son las condiciones que aumentan la probabilidad de contraer la enfermedad. Existen dos grandes categorías en las cuales se pueden agrupar los factores de riesgo: los que puedes cambiar  (modificables) y los que no (no modificables).

Factores de riesgo modificables

Si tienes sobrepeso
El sobrepeso y la obesidad aumentan el riesgo de desarrollar y morir a causa del cáncer de colon y de recto. Bajar de peso disminuye el riesgo.

Si eres sedentario
La inactividad física es otra de las posibles causas que conllevan al desarrollo del cáncer de colon y recto. Si realizas ejercicio de forma regular puedes reducir el riesgo de desarrollar cáncer.

Si no tienes una dieta saludable
El cáncer de colon y el cáncer de recto pueden estar asociados a una dieta pobre en fibra, frutas y verduras, con alto contenido de grasas y calorías.

Si fumas o si consumes alcohol
Hay una estrecha relación entre el tabaquismo, no solo con el cáncer  de pulmón, sino con  otros tipos de cáncer como el cáncer colorrectal.  Al igual, que con el consumo excesivo de alcohol.

Factores de riesgo que no son modificables
Image

Hábitos saludables


Un estilo de vida saludable es la mejor opción para prevenir el cáncer colorrectal. Haciendo unos cuantos ajustes sobre lo que comes y el tiempo que dedicas a tus actividades diarias puedes disminuir el riesgo de desarrollar cáncer de colon y recto.

Ten una dieta alta en fibra


Consumir 5 porciones diarias de frutas o verduras contribuyen para tener una dieta alta en fibra capaz de mejorar la salud intestinal y reducir el riesgo de cáncer colorrectal.

Evita el consumo de alcohol


El consumo excesivo de alcohol ha sido asociado a la aparición del cáncer colorrectal. Limitar el consumo de alcohol.

Pruebas de diagnóstico


Detectar el cáncer colorrectal en sus primeras etapas es fundamental para conseguir un resultado favorable después del diagnóstico y durante el tratamiento. Pídele a tu doctor que te asesore y te realice alguno de estos exámenes de acuerdo a lo que sea mejor para ti.

  • Análisis de sangre oculta humana en heces fecales
  • Colonoscopia

30 minutos diarios de ejercicio


Tan solo son necesarios 30 minutos al día de actividad física para disminuir las probabilidades de ser diagnosticado con cáncer colorrectal. Los ejercicios aeróbicos son especialmente recomendados.

Hidrátate


Al igual que el consumo de fibra, una buena hidratación ayuda a aliviar diferentes problemas estomacales e intestinales, disminuyendo las posibilidades de desarrollar cáncer de colon y recto.

Evita el consumo de cigarrillos


Debido a la presencia de conocidas sustancias cancerígenas en el cigarrillo se ha comprobado una gran interrelación entre el consumo de tabaco y el desarrollo de varios tipos de cáncer. La mejor opción para reducir el riesgo de contraer cáncer de colon y recto es dejar de fumar.